7 Tatuajes Ridículos De Los Famosos

Los famosos también se tatúan

Los tatuajes son una gran forma de expresión y de comunicación con los demás. Al igual que elegimos cierto estilo y nos vestimos de una determinada forma para representar diferentes partes de nuestra personalidad, gustos y modo de estar ante la vida, nos tatuamos cierto símbolo, imagen o dibujo simplemente para gritarle al mundo quiénes somos.

No obstante, esto no siempre fue así. Hace décadas los tatuajes eran propios de los marineros, de los fugitivos y, más tarde, de los convictos, los mafiosos, los pandilleros y demás delincuentes. La fama del simple acto de hacerse un tatuaje era más bien mala. Aunque en tu brazo se mostrase un precioso “Te amo, mamá”, la sociedad te juzgaría negativamente y serían frecuentes las miradas furtivas de desaprobación. Aún en las calles del siglo XXI, esas miradas existen.

Lo cierto es que a día de hoy los tatuajes se acercan más al polo de la normalidad que al de la anormalidad. Por una parte esto se debe a la adopción de los tatuajes por grupos más pacíficos y bien vistos -los hippies- y, por otra, se debe a la intensa promoción que de los tatuajes ha hecho la cultura pop; ¿quién no ha visto Miami Ink en la televisión?

Al principio eran rockeros, grupos de heavy metal y raperos los que llevaban tatuajes, no deteniéndose demasiado el mundo a ver en qué consistían sus tatuajes. Sin embargo, actualmente lo raro es encontrar un famoso que no tenga al menos un tatuaje, sea cual sea y en el lugar que sea. Nosotros, de ojo avizor, analizamos cada milímetro de sus tatuajes.

Ahora bien, uno de los principales problemas de los tatuajes es que son irreversibles. Es decir, cuando compras una prenda de ropa, si no te gusta, la devuelves o la dejas en una esquina del armario para que nadie la vea; si te gusta pero pasado un tiempo cambias de estilo y decides que ya no te representa, simplemente ya no te las pones -y si tal eliminas las fotos donde la llevabas puesta…-. Los tatuajes no funcionan así y, además, suelen revelar mucho más sobre ti a tu entorno que una prenda de vestir, que indica, en general, tu estilo.

Ahora, ¿qué ocurre cuando tu entorno es prácticamente el mundo entero? Lo que ocurre es que te comunicas con todo la tierra a través de tu tatuaje y, un error en la misma o la decisión de revelar demasiado sobre ti pueden ser fatales; tu tatuaje será de dominio público. De ello trataremos hoy al hablar de los tatuajes de los famosos. Aunque los hay bien hermosos, también encontramos algunas pésimas elecciones como tatuajes. Pasen y vean.

7 Tatuajes que harán llorar al niño Jesús

1. Miley Cyrus y su emoticono del Whatsapp. En efecto, la que una vez fue actriz de series “infantiles” se ha tatuado un emoticono del Whatsapp, en concreto, el tigre llorando. Para más inri, lo ha hecho en la parte interior del labio, porque así luce bien. No, no luce bien; usualmente nos tatuamos cosas profundas, reflexivas y muy importantes para nosotros en lugares poco visibles. Nuestra conclusión es que Miley debe de tener una relación muy profunda con dicho tigre.

Tatuajes Ridículos De Los Famosos

2. Melanie Griffith y su corazón con el nombre de su marido, Antonio Banderas. Así es, lo hizo. A menudo intentamos explicarles a los adolescentes que no es buena idea tatuarse el nombre de tu amado o amada… porque estos vienen y van. Nada permanece, ley fundamental. Parece que nadie se lo ha explicado a Melanie y, ahora, que se ha divorciado, se ha encontrado con un problema: el nombre de su ex en el brazo. En consecuencia, era de esperar la noticia que nosotros, el pueblo llano, hemos recibido en los últimos días: la actriz se halla acudiendo a los eventos con maquillaje sobre su tatuaje. ¡Ole!

Melanie-Griffith-tattoos

3. Mark Wahlberg y su propio nombre. ¿Cuántas horas se tirarán muchos -o nos hemos tirado- pensando en qué demonios podemos tatuarnos? Especialmente cuando son frases, ¿qué grabar en nuestra piel? Mark lo tuvo claro. Las iniciales de su nombre y su propio nombre. No vaya a ser que se le olvide.

Tatuajes Ridículos De Los Famosos 2

4. Steve-O y su cara. Algunos llevan el narcicismo a niveles exacerbados. Se ha tatuado en la espalda nada más y nada menos que a sí mismo dando el visto bueno con los pulgares. Qué simpático, qué personalidad.

Steve-O y su cara

5. Janet Jackson y Disney. Precioso, ¿eh? ¡Tatuarse dibujos de Disney! ¡Qué encantadora! En concreto es una Miney Mouse dándole sexo oral a Mickey Mouse en la cadera.janet-tat

  1. Ryan gosling y su auto-tatuaje. Se intentó tatuar una mano de un monstruo. Ahora parece un cactus. O un dibujo de un niño de 10 años.article-2303043-18FDC532000005DC-995_634x701 Actor Ryan Gosling has lunch at Feels Restaurant in NoHo, NYC ryan-gosling-tattoos-134641_L

7. Marc Jacobs y sus tatuajes sinsentido. Se ha tatuado una versión de sí mismo de la serie de los Simpsons, un Bob Esponja, estrellas de colores aleatorias, logos de diferentes empresas… ¿Cuál era su sueño de niño? “Mamá yo de mayor quiero ser Cartel Publicitario”.

marc-jacobs-nymag-1 marc-jacbs-tattoos

Leave a Reply